Nong Youhui, de nueve años, posee unos ojos que intrigaron a los médicos desde que nació por tener un intenso color azul, característica extraña en los asiáticos. Pero el niño llamó aún más la atención cuando creció y contó que ve en la oscuridad.

Como muchos bebés, Nong Yousui nació con ojos azules; sin embargo, los ojos de Nong tienen un cierto brillo que lo distingue de otros niños de ojos azules. Más tarde en su vida, descubrió que el color de sus ojos no era su único atributo, ya que él afirma tener una visión perfecta en completa oscuridad. Naturalmente, su padre llevó a Nong al hospital en busca de respuestas. Como explicó su padre: “Los médicos me dijeron que en unos años sus ojos dejarían de brillar y se volverían negros como la mayoría de los chinos, pero nunca lo hicieron”.

Aunque Nong puede ver claramente en la oscuridad, tiene dificultad para ver a la luz del sol y encuentra incómoda la luz brillante. Su profesor también afirma que cuando la luz brilla directamente en los ojos de Nong en la oscuridad, reflejan un tono verde neón. Y dice haber comprobado su habilidad durante una tradicional caza de grillos nocturna, en la que el niño no requirió la ayuda de una linterna para dar con los insectos.

Cuando la historia de Nong se hizo pública por primera vez, un escéptico periodista chino decidió probar formalmente su afirmación. El periodista creó un conjunto de cuestionarios para que el niño los complete en un entorno controlado, una sala oscura y diáfana. Después de completar las pruebas, sus resultados demostraron claramente que el niño puede ver, leer y escribir perfectamente en la oscuridad.

Compartir