En la actualidad debemos agradecerle a las cámaras y a los teléfonos inteligentes que haya tanto material increíble para compartir, y es que en cada rincón del planeta hay una persona con su cámara lista para capturar esa foto que dará la vuelta al mundo y nos hará reír a todos.

Ninguna de estas personas planificaron estas fotografías, todas fueron espontaneas pero tomadas en el momento preciso antes de que ocurrieran increíbles desastres; caídas, bebidas derramadas, bromas pesadas en una graduación y animales haciendo de las suyas. Todas dignas de compartir y contemplar mil veces. Disfrútenlas.

Compartir