Los amigos son una de las mejores cosas que nos da la vida. Hay de todo tipo, están los sensibles a los que les puedes contar todos tus problemas pero son algo sosos al salir de fiesta, y también están los más loquillos, esos que no entienden de sensibilidad y solo viven para salir de fiesta y beber alcohol. Todos tenemos amigos y amigas así.

Pero si sales con ellos siempre hay que tener algo muy presente, jamás seas el o la que más beba o al menos no seas la primera persona del grupo en caer, o si no la furia indiscriminada de una turba de borrachos caerá directamente sobre ti, igual que le ha pasado a esta gente.

Compartir